Sube los honorarios

Yo tampoco subía mis honorarios

Probablemente más de una vez, te hayas quejado de lo poco que cobras o has cobrado determinado proyecto.

Pero…

¿Te has planteado alguna vez porque no subes tus honorarios?

Muchos de vosotros, venís siempre con el mismo problema, el descontento con vuestros honorarios y como subirlos.

Principalmente se debe a 3 razones:

1.- Miedo a que te rechacen

2.- Síndrome del impostor

3.- Te da miedo la venta

¿Te identificas con alguna de ellas?

 

Supongo que sí, porque sigues leyendo.

Estarás de acuerdo conmigo que si miras para otro lado, estarás posponiendo una decisión que sabes que tienes que tomar…

Este consejo vale para cualquier aspecto de la vida, pero no nos vayamos por las ramas, yo me centro en las decisiones sobre tu estudio, porque son en las que te puedo ayudar.

Si piensas que no subirlos, hará que todo siga igual, te equivocas.

No subirlos, hará que a la larga, todo vaya peor, que la bola se haya hecho mucho mas grande y te cueste más encauzar el rumbo.

Detecta malos clientes

Para empezar, hay que detectar a los malos clientes.

No me malinterpretes. No creo que haya ni mejores, ni peores clientes.

Están TUS clientes y los de los demás (que para ti son los amos, porque no necesitan lo que les ofreces).

De ahí la importancia de definir a tu cliente ideal.

Tus clientes no encajaran con los de tu colega, y viceversa, pero eso no  pasa porque les etiquetemos en buenos o malos.

Clientes nocivos = Malos honorarios

Con los que sí que tienes que tener especial cuidado son con los clientes nocivos

Esos que antes de empezar, ya están exprimiendo los tiempos, con lo quiero para ya. Sin aún no haberte dicho lo que necesitan.

Los de la frase; no tengo mucho dinero, había pensado que me lo hiciera mi sobrino, que sabe Autocad, pero me convenció mi pareja de llamarte… Este tipo de cliente en el fondo, no confía en un profesional (ni en ti, ni en nadie)

O los de… “Si eso en el ordenador no tardas nada, en una tarde lo tienes hecho”

Por supuesto, los que te regatean desde el minuto uno.

Y cuidado con los que te dan una falsa sensación de libertad creativa porque te dejan vía libre sin preocuparse durante el proyecto. Porque luego vendrán los problemas en obra.

O al contrario, los que simplemente quieren un empleado a su cargo porque quieren imponer sus ideas sin escuchar a nadie.

Recuerda que estas al mismo nivel profesional que tu cliente. La relación debe ser de iguales.

Al principio por necesidad hemos caído todos, yo la primera. Por eso escribo este post en el blog, para que si te encuentras algunas de estas situaciones, salgas corriendo.

 

Aprender a valorarse, pasa por asumir que hay una parte del mercado que nunca será tu cliente y que no pasa nada.

Deja de mirar hacia otro lado

Sabes que tienes que hacerlo, porque si no, el estudio terminará no siendo rentable y tendrás que cerrarlo y volver a trabajar por cuenta ajena

Pero no paras de inventar excusas:

·         No es el momento

·         Temes quedarte sin clientes

·         No lo van a entender

·         No sé por dónde empezar

·         Etc.

Tranquilo, te entiendo, es difícil.

¿Cobras lo que debes?

Empieza por lo más sencillo. Averigua si estas cobrando lo que debes.

No será lo mismo para todo el mundo. Cada uno tenemos nuestros propios gastos, nuestro estilo de vida y ofertamos cosas distintas a nuestros clientes

 

En tu próximo proyecto, sigue estos pasos:

 

1.- Anota el tiempo que inviertes

2.- Divide tus honorarios entre el tiempo que necesitas para llevar a cabo ese proyecto

3.- Comprueba que el precio/hora se ajusta a tu estilo de vida

Y si no se ajustan, Subelos

Sube tus honorarios

¿Qué tienes que hacer?

1.       Decidirte: ¿Sigo igual o los subo?

2.       Acudir a un mentor para que te diga los pasos a seguir.

3.       Tener la mente abierta para cambiar la forma de trabajar de tu estudio.

4.       Aplicar la hoja de ruta del método

5.       Ir consiguiendo mini victorias

6.       Bloquearte a veces en el proceso

7.       Esforzarte para superarlos

8.       Avanzar hasta conseguir mejores proyectos, con mejores clientes y mejores honorarios

Tan fácil o difícil como esto

¿Cómo lograrlo?

Si has llegado hasta aquí, algo te dice que tienes que subirlos, aún sin haber hecho el cálculo de horas que inviertes.

Pero probablemente estés perdido, porque no sabes por dónde empezar. Te entiendo perfectamente, yo pasé por lo mismo.

Déjame que te ayude

Mándame un email o reserva una sesión cuanto antes, (gratis y sin compromiso) 1 a 1 conmigo y profundizaremos juntos sobre que te impide subirlos.

Si te ha gustado este post, compártelo con otros interioristas que también necesiten subir sus honorarios.


Y de paso, déjame un comentario para decirme lo que más te ha inspirado.


Me encantaría poder hacer este blog a medida de vuestras inquietudes y llegar a hablar de estos temas que te preocupan más adelante.

sube honorarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba