Pon un sabio en tu negocio

La historia de Leire

Te voy a contar una pequeña historia de una interiorista llamada Leire.

De todo corazón, Leire quería transformarse en una interiorista con un estudio rentable

Tenía un mensaje que compartir con el mundo, quería tener el control de su vida profesional y necesitaba reinventar su relación con el trabajo, para poder conciliar mejor y a la vez seguir facturando para mantener su sueño de ser emprendedora.

Leire estaba comprometida con su sueño y no temía trabajar duro.

Recordaba con nostalgia el día, hacía unos años, que se había tirado a la piscina y decidido montar su estudio.

Lo había compaginado con su trabajo por cuenta ajena y había conseguido un cliente recomendada por un vecino.

Había decidido hacer un experimento para ver si de verdad podía ganar dinero con su estudio, sin tener que asumir el riesgo de dejar su trabajo actual.

Hasta aquí todo iba bien.

Y comienzan los problemas

Leire empezó creando un estudio, cogiendo todo tipo de proyectos que le entraban y a los precios que decidía su cliente. Pensaba que como tenía poca experiencia, debía casi regalar sus proyectos, que de esa forma conseguiría cartera de clientes, se daría a conocer y ya habría tiempo para subir sus honorarios.

Pasaron 6 meses y había aprendido un montón de cosas, pero no había ganado lo suficiente como para pagar la cuota de autónomos y además tener beneficios.

Todos los meses empezaba en -300 €pagando autónomos.

 

No se sentía conectada con esta forma de trabajar ni podía seguir tirando de sus ahorros.

 

Así que lo dejó.

Volvió a trabajar para otros.

El encuentro

Y un día se encontró a un viejo sabio, que le dio un consejo muy valioso:

Deja de ser generalista, céntrate en algo concreto, deja de construir cosas sin sentido, en temas que NO dominas NI te gustan. No se trata de crear un estudio rentable para pagar tus facturas, se trata además, de crear un negocio que te haga profundamente feliz, que te sientas realizada, y que te haga feliz, tanto que no temas trabajar 12 horas al día en tu negocio si hace falta.

¿Y cómo encuentro un negocio así? Le dijo Leire, perpleja, al viejo sabio.

Busca algo que sea una necesidad real en el mercado.

Algo que la gente esté dispuesta a pagar para resolverlo. Identifica a tus competidores, así validarás que este target es bueno, porque se intercambia dinero por valor.

Construye luego tu propia solución a este problema.

¿En qué nicho? Le preguntó Leire escéptica…

 

En uno en el que tengas experiencia y que además te guste.

Vale, o sea que lo primero que tengo que hacer, es buscar dentro de mí.

El manifiesto del sabio

Así es, Leire:

Haz un listado de lo que dominas.

De esa lista, elimina lo que no te gusta demasiado.

Verifica que la gente busca en Google sobre esta temática.

Identifica competidores que vendan soluciones en este nicho de mercado.

Céntrate en la idea que, cumpliendo con los 4 criterios anteriores, te hará sentir más orgullosa cuando se lo cuentes a tus amigos o a tus hijos.

El resultado de Leire

Leire decidió seguir el consejo de este viejo sabio y además se apaño para que el sabio la ayudase a crear este nuevo enfoque para su estudio.

 

A los 3 meses consiguió su primer cliente. Hoy, 6 meses después de encontrar al sabio, asiste a la inauguración de un local de moda y la semana que viene se va de puente a Londres con su familia.

Si tú también quieres poner un sabio en tu negocio para poder ayudarte a acelerar un estudio del que estar orgullosa, reserva una sesión estratégica ahora mismo, y te contaré como lo crearás con mi training on-line “Proyectar, dormir y facturar es compatible” en 7 semanas, no años.

 

Reserva un hueco en mi agenda directamente

https://calendly.com/mairena-suarez/sesion

Si te ha gustado este post, compártelo con otros interioristas que también necesiten una mentora

Y de paso, déjame un comentario para decirme lo que más te ha inspirado.

Me encantaría poder hacer este blog a medida de vuestras inquietudes y llegar a hablar de estos temas que te preocupan más adelante.

mentoring proyectar dormir facturar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba